Nuevo Directorio Arquidiocesano

Después de algunos meses sin reunirse con sus sacerdotes, Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal retoma sus labores con el Presbiterio arquidiocesano en pleno.

El pasado miércoles 29 de enero a las 9:00 de la mañana se realizó la entrega del Directorio Arquidiocesano 2014 en la Capilla Cristo Evangelizador del Seminario Provincial  San Carlos Borormeo, el cual fue socializado en presencia de los sacerdotes diocesanos y religiosos que conforman la Arquidiócesis, al igual que los seminaristas.

Como todos los años, contamos con un directorio que permite tener todos los datos de los miembros  de esta Iglesia Particular, así se llevó a cabo también durante esta asamblea la presentación y entrega de esta nueva edición del “Directorio de la Arquidiócesis de Cartagena 2014”; con todas las actualizaciones, nuevos miembros, parroquias y con la programación de este nuevo año.

Un día de fiesta definitivamente en el Seminario, el cual terminó con la mejor celebración del cristiano: la Eucaristía, presidida por Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal y concelebrada por los sacerdotes de la Arquidiócesis. En esta celebración eucarística se dio inauguración al año académico 2014 en el Seminario de la Provincia Eclesiástica de Cartagena en donde se encuentran jóvenes de Montelíbano, Montería, Sincelejo y Cartagena. Todos hacemos parte de una sola familia, la familia de discípulos que “estamos llamados a sembrar”, estas fueron algunas de las  palabras del Arzobispo, durante su intervención en la celebración, los presbíteros en este año deben “sembrar” la palabra de Jesús, que es  amor en cada uno de sus corazones, y los seminaristas que se preparan al Ministerio llamados en este año a formarse para aprender a sembrar.

De esta manera, el Arzobispo de Cartagena demuestra con su testimonio y entrega completa de su vida a esta Iglesia local de Cartagena que es el Pastor que guía aun en los momentos más difíciles, permitiendo a todos decir a una sola voz ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo?

 

Por Duván Carmona

@duvan_carmona