Jornada de Solidaridad en el barrio Villa Hermosa

Con el fin de aportar al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del Barrio Villa Hermosa, un grupo de aproximadamente 120 miembros de los movimientos eclesiales estuvieron realizando una Jornada de solidaridad y evangelización, visitando la zona para anunciar la Palabra de Dios y colaborar con las necesidades de los más pobres.

Esta Jornada, realizada el domingo 28 de julio, desde las 8:00am hasta la 1pm,  fue una experiencia de cercanía de la Iglesia a los más necesitados mediante el aporte voluntario del trabajo de muchos profesionales de la salud (médicos, odontólogos, enfermeras, fisioterapeutas bacteriólogos), abogados, psicólogos, trabajadores sociales, técnicos, peluqueros, entre otros, quienes ayudaron a los miembros de esta comunidad a solucionar algunas de las dificultades más graves e inmediatas que tenían.

Simultáneamente, un grupo de misioneros visitó las casas del sector anunciando el mensaje de la Palabra dominical, invitando a hacer de la oración la mejor manera de acercarse a Dios, del mismo modo que Cristo lo enseñó en el Padrenuestro. Así mismo, se distribuyeron alimentos, medicamentos y vestidos en buen estado, haciendo de la celebración de Año de la Fe una experiencia de amor con los hermanos más necesitados.

Esta actividad fue liderada por el padre Luis Guillermo Correa, encargado del pastoreo a los movimientos eclesiales y acudieron masivamente representantes de cada uno de estos. Fue una manifestación de la multiplicidad de carismas con los que el Espíritu Santo ha enriquecido el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia y una demostración del bien que se puede lograr cuando, en comunión, los dones, profesiones y capacidades particulares son puestas al servicio de los demás.

Por Octavio Gabriel Martínez Garizabal, estudiante de Comunicación Social

octaviogabrielmartinez@gmail.com