El deseo del Papa Francisco

«Es mi deseo que, allí donde estés, puedas hacer la experiencia de Jesús, que sale a tu encuentro, te saluda y te dice: Alégrate (Mt 28, 9). Y que sea ese saludo el que nos movilice a convocar y amplificar la buena nueva del Reino de Dios».

Con estas palabras el Papa Francisco termina una meditación que escribió para la revista española Vida Nueva y que se publicó esta semana. El Papa tituló su meditación Un plan para resucitar y puedes descargarla en pdf. Allí nos explica que las circunstancias adversas que vive actualmente el planeta no impiden vivir la alegría de Jesús Resucitado.

Un regalo de Jesús Resucitado

En su audiencia general del miércoles el Papa señaló que, además de la alegría, otro de los regalos que da el Resucitado es la paz. Y quiso explicar, a partir de la séptima bienaventuranza Bienaventurados los que trabajan por la paz, que la paz que da el Señor va más allá de la sola tranquilidad interior.

Un reconocimiento a las mujeres

En la oración del Regina Caeli del lunes (que normalmente reza los domingos de Pascua, pero que esta semana fue el lunes, porque el Domingo fue la bendición Urbi et orbi), Francisco rescató el papel que tuvieron las mujeres en el anuncio de la resurrección de Jesús y destacó el papel que están jugando hoy para afrontar la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.