¡Dios no quiere dejar de perdonar!

El Papa Francisco, en su homilía de ayer, quiso recordarnos la necesidad de pedir perdón a Dios. «¿Cómo, si tengo que quedarme en casa por la pandemia de coronavirus y no puedo confesarme?», se podría preguntar alguno. Veamos lo que dijo el Santo Padre:

«Es muy claro: si no encuentras un sacerdote para confesarte, habla con Dios, que es tu Padre, y dile la verdad: «Señor, he hecho esto, esto, esto… Perdóname», y pídele perdón con todo tu corazón, con el acto de Dolor, y prométele: «Me confesaré más tarde, pero perdóname ahora». Y de inmediato, volverás a la gracia de Dios. Tú mismo puedes acercarte, como nos enseña el Catecismo, al perdón de Dios sin tener un sacerdote a mano. Piensa en ello: ¡Es la hora! Y este es el momento adecuado, el momento oportuno. Un acto de dolor bien hecho, y así nuestra alma se volverá blanca como la nieve».

El Papa hace referencia a los puntos 1451 y 1452 del Catecismo de la Iglesia Católica, que explican que si uno, movido por el amor de Dios, se duele en el alma por el pecado cometido y lo detesta con el firme propósito de no volverlo a cometer y de ir a confesarse en cuanto le sea posible, entonces es perdonado por Dios, incluso de los pecados mortales.

¡El amor de Dios siempre busca la manera de perdonarnos! ¡Ni siquiera el coronavirus puede hacerlo desistir de darnos su perdón! Hace siete años, durante su primer rezo del Ángelus, Francisco ya nos lo había dicho: Dios no se cansa de perdonar; somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón.

Bienaventurados los misericordiosos

Durante su audiencia general de este miércoles, que como la de la semana anterior fue sin público, Francisco comentó la quinta bienaventuranza: «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos hallarán misericordia».

El Papa explicó que la experiencia del perdón de Dios es lo que nos capacita para perdonar: «Cada uno debe recordar que necesita perdonar, que necesita perdón y que necesita paciencia; este es el secreto de la misericordia: perdonando se es perdonado. Por eso Dios nos precede y nos perdona primero (cf. Rom 5,8). Recibiendo su perdón, nosotros a nuestra vez nos volvemos capaces de perdonar».

Súplicas a san José

Con motivo del momento de oración organizado para toda Italia por la Conferencia Episcopal Italiana en el día de san José, el Papa envío un vídeomensaje en el que nos recuerda encomendarnos al Santo Patriarca.

En su cuenta de Twitter, el Papa publicó una imagen con una oración a San José.

Entrevistas en medios italianos

Esta semana el Papa concedió dos entrevistas a periódicos italianos. Las puedes leer en los enlaces.

  1. Entrevista en La Repubblica (traducida al español)
  2. Entrevista en la Stampa (traducida al español)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.