¡Dios no quiere dejar de perdonar!

El Papa Francisco, en su homilía de ayer, quiso recordarnos la necesidad de pedir perdón a Dios. «¿Cómo, si tengo que quedarme en casa por la pandemia de coronavirus y no puedo confesarme?», se podría preguntar alguno. Veamos lo que dijo el Santo Padre: «Es muy claro: si no encuentras un sacerdote para confesarte, habla con Dios, que es tu Padre, y dile la verdad: "Señor, he hecho esto, esto, esto... Perdóname", y pídele perdón con todo tu corazón, con el acto de Dolor, y prométele: "Me confesa...
Más