Una vacuna necesaria

En su séptima catequesis sobre «Curar al mundo», del pasado miércoles, el Papa Francisco se preguntaba si existe alguna vacuna para cuidar «nuestra casa común». Su respuesta fue corta y clara: la contemplación.

El Papa ya lo había escrito en la Laudato Si’: «Cuando alguien no aprende a detenerse para percibir y valorar lo bello, no es extraño que todo se convierta para él en objeto de uso y abuso inescrupuloso». Si no sabemos contemplar, veremos en la naturaleza y en los demás solamente objetos de consumo para «usar y tirar». No podremos descubrir el reflejo de Dios en el mundo que nos rodea. Para descubrirlo, «necesitamos silencio, necesitamos escuchar, necesitamos contemplar».

Algunas frases del Papa sobre la contemplación

«Sin contemplación es fácil caer en un antropocentrismo desviado y soberbio, el “yo” en el centro de todo, que sobredimensiona nuestro papel de seres humanos y nos posiciona como dominadores absolutos de todas las criaturas»

«Es importante, pues, recuperar la dimensión contemplativa, es decir mirar la tierra y la creación como un don, no como algo que explotar para sacar beneficios. Cuando contemplamos, descubrimos en los demás y en la naturaleza algo mucho más grande que su utilidad. He aquí la clave del problema: contemplar es ir más allá de la utilidad de una cosa. Contemplar la belleza no significa explotarla: contemplar es gratuidad. Descubrimos el valor intrínseco de las cosas que les ha dado Dios»

«Hay algo que no debemos olvidar: quien no sabe contemplar la naturaleza y la creación, no sabe contemplar a las personas con toda su riqueza. Y quien vive para explotar la naturaleza, termina explotando a las personas y tratándolas como esclavos. Esta es una ley universal: si no sabes contemplar la naturaleza, te será muy difícil contemplar a las personas, la belleza de las personas, a tu hermano, a tu hermana».

«El contemplativo en acción tiende a convertirse en custodio del medio ambiente: ¡qué hermoso es esto! Cada uno de nosotros debe ser custodio del ambiente, de la pureza del ambiente, tratando de conjugar los saberes ancestrales de las culturas milenarias con los nuevos conocimientos técnicos, para que nuestro estilo de vida sea sostenible».

¿Qué más ha dicho el Papa?

Además de la audiencia general, esta semana el Papa también se ha dirigido a otros grupos con los que se ha encontrado. Puedes consultar sus palabras en los siguientes enlaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.