Ministerial

Rostro Ministerial
Responsable: Padre Enán Xavier Humánez Almario

Servicios diocesanos:
Pastoral Vocacional: Padre Jorge Luis Dáguer Hernández
Seminario Mayor San Carlos Borromeo: Padre Enán Xavier Humánez
Almario y Comunidad Formadora
Pastoral Sacerdotal: Padre José Yenid Perdomo Rojas
Congrua Sustentación: Padre John Lawrence Mahony
Pastoral de la Vida Consagrada: Fray Humberto Ávila Gómez, ofm
Instituto Emaús: Padre Javier Eduardo Rosanía Pacheco
Diaconado Permanente: Padre Alberto Norman Rúa Castrillón
Pastoral de Ministerios Laicales: Iván Quintero: 300-8054917
e-mail: quintero0808@hotmail.com

Ministerios existentes en la Arquidiócesis:
Ordenados:
Obispo.
Sacerdotes
Diáconos
Diáconos Permanentes
Laicales: Responsable: Iván Quintero
Ministros Extraordinarios de la Comunión.
Ministros Lectores de la Palabra de Dios.
Ministros del Canto Litúrgico.
Ministros Animadores de Comunidad.
Ministros Animadores de Comunidades Juveniles.                                                                                                  
Misioneros de la Misión Permanente.
Agentes de Pastoral Solidaria.

¿ Que es el Rostro Ministerial?

El camino del discípulo necesariamente pasa por la experiencia de comunidad porque nadie se salva solo. Formamos un solo Cuerpo en Cristo y sólo así se experimenta un crecimiento. Pero estar en la Iglesia y formar parte de ella le reclama al discípulo de Cristo un servicio, un ministerio. El Espíritu Santo es quien anima el Cuerpo de Cristo y lo llena de carismas y dones diversos. En medio de la diversidad, el Espíritu construye la unidad. Dentro del gran camino del discipulado hay entonces diversas sendas o vocaciones que el Espíritu va suscitando. Uno es el ministerio ordenado, otro la vida consagrada, otro el ministerio laical o el servicio eclesial. Ante el mundo, la Iglesia, que es comunidad de discípulos, debe reflejar el rostro de Jesús que no vino a ser servido sino a servir.

La Iglesia Arquidiocesana de Cartagena, para hacer realidad el rostro ministerial de la Iglesia, se compromete en la promoción, formación inicial y formación permanente de los ministerios ordenados
y de los ministerios instituidos en los laicos. Dedicará particular cuidado al acompañamiento del Presbiterio Diocesano, del Seminario Mayor y de la Pastoral Vocacional. Abrirálos espacios que requiere la Vida Consagrada para dar testimonio del amor total al Señor. Acompañará a los laicos para que al interior de la Iglesia y al interior del mundo ofrezcan lo mejor de ellos al servicio del Reino de Dios y de la construcción de una sociedad justa y humana.

                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *