En el 2013 llamados a sembrar en la Arquidiócesis de Cartagena

Durante la asamblea se dio la aprobación de 2 nuevas parroquias para nuestra Arquidiócesis: Parroquia San Pedro y San Pablo, en Turbaco, que tendrá como párroco al Padre Elkin Mauricio Acevedo y la Parroquia Jesús de la Misericordia, en el barrio Olaya, como párroco al Padre Christian Mercado Mercado, así podemos ver como seguimos creciendo, llegando a cada uno de los sectores en Cartagena y los municipios de Bolívar, llevando la palabra, celebrando con cada uno de los fieles la Eucaristía y cada uno de los sacramentos ofrecidos en la Iglesia. Como todos los años contamos con un directorio que permite tener todos los datos de los miembros  de esta Iglesia particular, así se llevó a cabo también durante esta asamblea la presentación y entrega de esta nueva edición del “Directorio de la Arquidiócesis de Cartagena 2013”; con todas las actualizaciones, nuevos miembros, parroquias y con la programación de este nuevo año. De gran importancia se califica la presencia del comandante de Policía Metropolitana de Cartagena, Brigadier General Rodrigo González, quien se presentó ante el clero y se puso a la disposición de la Iglesia, poniendo al cuerpo policial a su cargo para cualquier necesidad que se presente; que bueno estar todos unidos para hacer de Cartagena en este año “El Cuerpo de Cristo”.

Un día de fiesta definitivamente en nuestro seminario, que terminó, con la mejor celebración del cristiano, la Eucaristía, presidida por Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal y concelebrada por los sacerdotes de la Arquidiócesis. En esta celebración Eucarística se dio inauguración al año académico 2013 en el Seminario Provincial, presentando  a cada uno de los seminaristas en formación de las diferentes diócesis que hacen parte de la Provincia Eclesiástica de Cartagena (Montelíbano, Montería, Sincelejo y Cartagena), así todos hacemos parte de una sola familia, la familia de discípulos que “estamos llamados a sembrar”, palabras del Arzobispo, durante su intervención en la celebración, los ya presbíteros en este año deben “sembrar” la palabra de Jesús, que es  amor en cada uno de sus corazones, y los seminaristas que se preparan al Ministerio llamados en este año a formarse para aprender a sembrar.

Que en este nuevo año todos en la Arquidiócesis de Cartagena, sembremos en aquel que necesita una palabra de aliento, consuelo y esperanza; esa palabra de aquel que nos espera con los brazos abiertos, para darnos de esa agua viva, para no tener más sed y digamos a viva voz ¡en la Arquidiócesis de Cartagena Somos el Cuerpo de Cristo!

Por: Jonathan de Jesús Montes Ariza, Seminarista