COMUNICADO DE LA ARQUIDIÓCESIS DE CARTAGENA – UN CATÓLICO VOTA ASÍ, POR EL SENADO Y LA CÁMARA, EL PRÓXIMO DOMINGO 11 DE MARZO:

COMUNICADO DE LA ARQUIDIÓCESIS DE CARTAGENA

UN CATÓLICO VOTA ASÍ, POR EL SENADO Y LA CÁMARA, EL PRÓXIMO DOMINGO 11 DE MARZO:

La Arquidiócesis de Cartagena, frente a la importante decisión que vamos a tomar los colombianos el próximo domingo 11 de marzo, ofrece a los Católicos los siguientes criterios que le pueden ayudar en su decisión personal.

1. La democracia y la verdad caminan juntas y pueden sacar adelante un país; o mueren juntas miserablemente.

2. LA IGLESIA CATÓLICA NO TIENE PARTIDO. Acoge a todos los hombres y mujeres. Acepta que una misma fe puede inspirar opciones políticas diversas.

3. Los Obispos, los presbíteros y los diáconos no pueden afiliarse a ningún partido político ni apoyar públicamente a un candidato en particular. Es su derecho y deber proponer los principios morales que deben regir el orden social. Y, en privado, votar por quien quiera.

4. UN CATÓLICO NO PUEDE VOTAR POR UN PARTIDO O CANDIDATO QUE:

4.1. Esté en contra del respeto a la vida humana, desde la concepción hasta su muerte natural y los que propician el aborto, la eutanasia o la manipulación de los embriones.

4.2. No respete la dignidad de la persona humana, como son los que promueven la prostitución, particularmente el turismo sexual infantil; las uniones homosexuales; los anticonceptivos; la pornografía; el uso, tráfico o legalización de las drogas; la venta indiscriminada del alcohol y la discriminación de cualquier tipo.

4.3. No respete el derecho de todo hombre o mujer a practicar en privado o en público, individualmente o en grupo, sus creencias religiosas, o que obstaculice la enseñanza de la religión, o se oponga a la instalación de lugares de culto para la comunidad.

4.4. Se oponga al derecho irrevocable de los padres de familia a escoger el tipo de educación religiosa que quieran para sus hijos.

4.5. Sea corrupto, con los bienes públicos o privados.

4.6. No se comprometa a combatir la violencia, la drogadicción, la injusticia institucionalizada.

5. UN CATÓLICO NUNCA VENDE SU VOTO, ni por dinero, ni por comida, ni por un contrato…

6. Un católico no puede usar a Dios ni a la religión para hacer propaganda política o para ganar votos.

7. EN LA POLÍTICA NO TODO VALE. Un católico no puede hacer falsos testimonios; las calumnias y los anónimos denotan cobardía y bajeza.

8. POR NINGÚN MOTIVO DEJE DE VOTAR. Si un católico no encuentra un partido o un candidato que concuerde con sus principios religiosos y morales, debe votar en blanco. Este voto es válido y nunca se suma a ningún candidato.

 

UN CATÓLICO ORA ASÍ POR LAS ELECCIONES DEL DOMINGO 11 DE MARZO:

“Dios todopoderoso y eterno, en cuya mano está mover el corazón de los hombres y defender los derechos de los pueblos, mira con bondad a nuestros gobernantes, para que, con tu ayuda, promuevan una paz verdadera, un auténtico progreso social y una verdadera libertad religiosa” (Liturgia del Viernes Santo).

ARQUIDIÓCESIS DE CARTAGENA