ASÍ SE VIVIÓ EL ENCUENTRO DE LAS PEQUEÑAS COMUNIDADES ECLESIALES DE LA ARQUIDIÓCESIS DE CARTAGENA

El pasado 20 de agosto, a las 8:20 am se dio inicio al encuentro de pequeñas comunidades eclesiales (PCE) de la Arquidiócesis de Cartagena, en el colegio Biffi, bajo el lema de: Renovando el Espíritu profético de las PCE de Cartagena.

Esta jornada contó con el servicio de Claudia Salcedo y el diácono Leonel Henao como maestros de ceremonia, y la animación musical estuvo a cargo de la agrupación musical de la parroquia de Fátima.

El sacerdote Robert Rodríguez, hizo una introducción contextualizando el año de la esperanza, haciendo énfasis en que el objetivo del encuentro de las PCE era el de fortalecer el ministerio de los animadores de las PCE de la Arquidiócesis, desde la profecía bíblica, para que se afiancen como escuelas de discípulos misioneros que anuncian la esperanza.

El padre Guillermo Acero realizó la lectio divina de la profecía de Ezequiel 3,1-11: resaltando que “el profeta descubre que Dios está presente en todas partes y donde haya un creyente de Yahvé le revela su gloria; y a veces es necesario tener esas experiencias difíciles porque ellas sirven para limpiar, enseñar y aprender a pasar por encima de las cosas fastidiosas”. Resumió diciendo que Dios dijo en la lectura de Ezequiel, 5 cosas al profeta:

  1. Ve a tu pueblo
  2. Van a ser duros
  3. Yo te hago más duro a ti
  4. No les tengas miedo
  5. Ve a tu pueblo te escuche o no

Luego Invitó a la reflexión para los asistentes con las siguientes preguntas: ¿Debemos ir a dónde? ¿A Quien te manda el Señor ahora? ¿A dónde tienes que ir para que te escuchen o no?

Finalizada la lectio el padre Guillermo Acero, pasó al momento de estudio y reflexión enfocado a fortalecer el servicio de los animadores, el cual trabajó desde una espiritualidad profética de 5 puntos:

 

  1. Dios siempre se comunica a través de seres humanos: “Para comunicarse en nuestra propia lengua, en Hb 1, 1-2 dice, Jesús se hizo carne. El máximo ser humano que nos revela la voluntad de Dios es Cristo.

En Cristo somos sacerdotes profetas y reyes desde el Bautismo. Sin embargo hay algunos que viven en forma más consciente la experiencia de ser profeta que otras personas.”

 

  1. El profeta por encima de todo es el más grande amigo de Dios: “El más grande de todos los profetas fue Moisés”. Esto se leyó en Dt.34, 10-12, el padre Acero aclaró que “Para nosotros el profetismo se revela por 3 signos:”
  1. ) Nuestra relación con Dios

b.) El momento salvífico que estamos viviendo

c.) Los signos salvíficos que se muestran a través de mi ministerio

 

  1. Ser un apasionado por el pueblo de Dios: “El amor por el pueblo de Dios obliga al profeta a hablarle y es capaz de poner el bien del pueblo por encima de su bienestar personal”. En Amos 7,14-15, dijo el padre Acero “ nos revela que no se trata de pertenecer a un grupo de profetas, sino de estar disponibles a lo que Dios pide y a lo que un pueblo esté necesitando”

 

  1. Alimentados de la palabra de Dios: “Los profetas son personas llenas de la palabra de Dios que viven la conversión pastoral y personal que deja que se revele el rostro de Dios en su vida. En Lc. 4,16-21 Jesús entiende que su identidad nace de Dios”

 

  1. Viendo el mundo con esperanza: “No hay que ser profetas que critican y critican hasta volverse fastidiosos, sin embargo, si hay injusticia en el pueblo, debe hablar y llamar la atención. El profeta debe generar mejoras en su entorno no solo criticar. El profeta cuando habla debe generar el entusiasmo de Dios”

Finalizado este momento el padre Acero, invitó a que como animadores de PCE se comprometieran por lo menos en cumplir 1 de esos 5 puntos tratados.

La jornada de encuentro de PCE finalizó con la celebración de la Sagrada Eucaristía presidida por Monseñor Jorge E. Jiménez Carvajal y la presencia del presbiterio, diáconos y seminaristas de la Arquidiócesis de Cartagena.

Por: Sayonara Galindo Sierra

Servidor de la CEVA

Sayonara.galindo@gmail.com

 

Un pensamiento en “ASÍ SE VIVIÓ EL ENCUENTRO DE LAS PEQUEÑAS COMUNIDADES ECLESIALES DE LA ARQUIDIÓCESIS DE CARTAGENA

  1. Dios cada día nos invita a que llevemos la buena nueva a quienes lo necesitan.
    Aún cuándo no nos escuchen ,hablemos de Dios de lo grande de su amor y su misericordia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.