Misión permanente sigue dando frutos en la Arquidiócesis

El gran llamado hecho por Cristo Jesús de evangelizar los pueblos sigue siendo acogido por  todos los grupos misioneros de la Arquidiócesis de Cartagena, en esta ocasión el turno de llevar el mensaje salvador fue para todas las comunidades de misión permanente de las diferentes parroquias que integran la zona 10  de nuestra Iglesia arquidiocesana, las cuales con el lema “Somos el Cuerpo de Cristo, tú también eres el Cuerpo de Cristo” (1ra de Corintios 12, 27) levantaron con voz de aliento a más de uno el domingo 3 de marzo en la mañana. Dieron inicio a una jornada de misión y evangelización fructífera en los 14 sectores que conforman la comunidad del barrio campestre.

La jornada comenzó con la Santa Misa celebrada en la Parroquia María de las Gracias de Torcoroma ubicada en e l corazón del barrio el Campestre, esta Parroquia bajo la dirección del Párroco Dairo Barrios, fue la anfitriona de más de 154 misioneros pertenecientes a las distintas parroquias de la zona 10 entre ellas Nuestra Señora de la Consolata, María de Guadalupe, María Milagrosa, San Vicente de Paul, San Francisco de Asís, Santa Lucía, entre otras, quienes asistieron con gran emoción a esta nueva toma misionera.

Otras de las personas que hicieron parte de este maravilloso encuentro cristiano, fueron  el coordinador de la zona 10 el seminarista Braulio Barrera y el sacerdote Elkin Merlano Párroco  de la Iglesia María de Nazaret del barrio la Consolata, quienes con sus oraciones y entusiasmo le dieron animo a todos los misioneros para llevar el mensaje a cada hogar  de las calles del barrio el Campestre.

Al finalizar la jornada a las 11:30 a.m, todos los misioneros se reunieron en el punto de encuentro (Templo parroquial) donde compartieron sus experiencias llevando el mensaje de casa en casa, sus comentarios fueron muy satisfactorios  y positivos y creen con firmeza que esto les ha dejado inmensas enseñanzas para su vida individual y comunitaria cristiana. Por último agradecieron  por la gran acogida de los anfitriones y por la buena organización del evento.

Por Cindy Herrera

                                                             Ver todas