La Arquidiócesis de Cartagena también celebró la canonización de Juan XXIII y de Juan Pablo II

En ocasión a esa gran fiesta de la Iglesia Universal; la canonización de los otrora beatos, Juan XXIII, quien es cariñosamente recordado como el “Papa bueno” y, del fenomenal, poliglota y líder convocante, Juan Pablo II, el domingo 27 de abril, en el contexto de la Catedral de Santa Catalina de Alejandría, el Arzobispo emérito de Cartagena, Monseñor Carlos José Ruiseco, celebró la Cena del Señor, en acción de gracias por el memorable acontecimiento. Junto al elocuente presidente estuvieron algunos miembros del presbiterio citadino, y también seminaristas, religiosas y un sinnúmero de laicos de las distintas zonas de pastoral.

La Santa Eucaristía inició al punto de las 11:00 de la mañana, agradeciéndole en todo momento a Dios, nuestro Señor, por tan relevante suceso, pero de una forma muy particular, por la vida y obra de San Juan Pablo II, quien en su dinamismo itinerante visitó esta ciudad los días 6 y 7 de julio del año 1.986, y que providencialmente fue acogido por el mencionado Arzobispo.

La celebración fue manifiestamente solemne y transcurrió sin la menor contrariedad. Una vez concluida, todos los asistentes se dirigieron a las afueras de la básica, frente al Palacio de la Proclamación, puesto ahí reposa una escultura tallada en bronce de San Juan Pablo II, que en su momento fue donada por diferentes personas y entidades. Cabe resaltar que el día anterior, se realizó en el Claustro de Santo Domingo, un lucernario organizado por la Pastoral Juvenil en el que participaron poco más de 450 jóvenes y una exposición fotográfica del aludido Santo.

 CEVA (Comunidad de evangelización virtual de la Arquidiócesis de Cartagena)                               

Correo: maradentro@arquicartagenadeindias.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.