¡Siempre puede ser mejor!

Se inició en Roma, convocado por el papa Francisco, el Sínodo de los obispos “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”.

Participán 253 personas de diferentes partes del mundo. Entre estas, 14 parejas de esposos. El itinerario del Sínodo tendrá dos etapas: la Asamblea General Extraordinaria de 2014, que definirá el marco situacional de la familia recogiendo propuestas y escuchando testimonios, y la Asamblea General Ordinaria de 2015, destinada a individuar las líneas operativas para la pastoral de la persona humana y de la familia.

Coincide el Sínodo con la celebración de acción de gracias de la Iglesia de Cartagena por la presencia, durante 30 años, de los Encuentros Matrimoniales entre nosotros.

Este movimiento eclesial, extendido en el mundo, y del cual participan parejas y sacerdotes, pretende fortalecer la unidad de la pareja, mejorar su relación matrimonial y hacer de la familia una Iglesia doméstica y una comunidad de vida y de amor.

El Encuentro Matrimonial (movimiento de la Iglesia Católica), a través de la experiencia positiva y personal de un Fin De Semana (FDS), ofrece a los matrimonios una oportunidad para aprender a sentir la verdadera comunicación de la pareja como un intercambio de experiencias profundas. Un Fin de Semana es redescubrir la comunicación amorosa que los ha de acompañar durante toda su vida. Es verse uno al otro con los ojos del corazón para construir juntos un proyecto de vida animado por Dios. Es la certeza de que nuestro matrimonio siempre puede ser mejor. Es una experiencia para profundizar y enriquecer los gozos que una pareja comparte juntos. “Es un camino que ha marcado nuestras vidas. Lo que allí se descubre ha de ser llevado a cada rincón de nuestro hogar y vivirlo cada día”, me compartió una parejita de mi parroquia.

Por su parte la Arquidiócesis de Cartagena, en sintonía con los nuevos caminos que nos pide la Iglesia y que ya han marcado los resultados de la consulta sinodal, ha trazado su itinerario para el año 2015, centrado en la familia, y con una opción muy clara: “El mejor camino es el amor” (1Cor 12,31). Profundizaremos, durante todo el próximo año, en la familia humana, la familia cristiana y la familia católica.

Invito a todos los católicos y no católicos a que oremos a Dios por este encuentro sinodal donde también estarán 8 delegados fraternos, es decir, aquellos que no siendo católicos merecen ser escuchados por nosotros.

Qué bueno que el próximo viernes 10 de octubre nos citemos a las 7:00 pm en el Templo de Santo Domingo, Santuario del Cristo de la Expiración, para dar gracias por el Encuentro Matrimonial, orar juntos por la Asamblea Sinodal e impulsar el camino de nuestra Iglesia para el año 2015, centrado en la familia.

Por Rafael Castillo, Presbítero de la Arquidiócesis

@ramaca41

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.