La parroquia San Antonio de Padua organizó para su comunidad una magnifica toma misionera

En la mañana del sábado 7 de junio de los corrientes, un buen número de comunidades parroquiales de la zona siete de pastoral de la Arquidiócesis, se congregó en los interiores del referido templo para conocer el itinerario de la jornada de evangelización que se iba a desarrollar en la municipalidad. En este orden de ideas, primero hubo una eficaz acogida, y luego el sacerdote Yobani Marrugo dirigió el avivamiento que concluyó con la catequesis del capítulo 8, versículos 35 al 39 de la carta a los Romanos.

Realizada la oración de envío, el colectivo de misioneros se lanzó con mucha alegría y dinamismo a sembrar la semilla del evangelio en cuanta persona fue posible, eso sí, haciendo todo el énfasis en que nada, ni nadie, nos puede separar del amor de Jesucristo.

Como suele suceder, algunos no les atendieron, pero estos fueron pocos comparados con el grueso número de familias que lograron comprender que pese a las circunstancias adversas o dolorosas, Dios estará siempre a nuestro lado como un poderoso gigante, y en ese sentido, solo hay que tener fe en sus soluciones.

Ya en el ocaso de la actividad, las comunidades volvieron a encontrarse en la parroquia para degustar un delicioso compartir, intercambiar experiencias y revelar los testimonios generados a partir de la decisiva acción del Espíritu Santo en ese lugar.

Por Yesenia Monsalve Sarmiento, miembro de la CEVA (Comunidad de evangelización virtual de la Arquidiócesis)

@91monsar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.