El Seminario Mayor recibió a los vocacionados en un retiro espiritual como antesala al ingreso en el 2014

“¿Quién irá de nuestra parte? Dije: Yo mismo: envíame”. Isaías 6, 8

El pasado 28 y 29 de septiembre de los corrientes, la Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Cartagena, llevó a término el ya tradicional retiro espiritual con los aspirantes a ingresar el año entrante al Seminario Mayor San Carlos Borromeo. La experiencia tuvo lugar en las dependencias de la “casa de formación” ubicada en el kilómetro 4 vía a Turbaco, entrada a Matute, y contó con la coordinación de los seminaristas Erick Samir Domínguez y Jhan Marín, además, con la de los presbíteros Elkin Mauricio Acevedo y Jorge Daguer.

Las actividades realizadas en el marco del evento fueron varias y muy edificantes, pero entre todas se destacan: el momento de adoración al Santísimo en el Altar de la Capilla central, la Sagrada Eucaristía sabatina y dominical, el disfrute de la película del Papa Juan Pablo II y, los espacios de intimidad reflexiva determinados por la lectura de un documento basado en la realidad vocacional de los Apóstoles.

No obstante lo antedicho, otro de los objetivos del retiro era posibilitar que los jóvenes conocieran a sus futuros formadores y que se familiarizaran con la infraestructura del Seminario, con su exuberante vegetación y con el estilo de vida llevado en su interior, sirva resaltar: los horarios para levantarse y para pernoctar, los de oración comunitaria y de alimentación.

Desafortunadamente el mal tiempo y las lluvias impidieron que los aspirantes de la zona 9 pudieran llegar al lugar del encuentro, a pesar de ello, a esos que sí pudieron asistir se les vio gozosos y también  con muchas expectativas por lo que significaría para sus vidas el retiro, lo anterior se debe a que sin dudas advierten un verdadero llamado al seguimiento de Jesús Maestro en el Ministerio Sacerdotal.

Por Julio Cesar Morelos Nassi, Comunicador social

juliomorelos19@gmail.com