CONCIERTO VOCACIONAL: ¡Juégate la vida por Cristo!

En el marco de la Semana Vocacional Arquidiocesana, se realizó en el Paseo de la Castellana el Gran Concierto Vocacional, que llevó por lema: ¡Juégate la vida por Cristo! A este encuentro asistieron los comités que apoyan las vocaciones, las comunidades juveniles, los movimientos y muchos jóvenes que se encontraban en ese momento en el centro comercial y se sintieron atraídos por la actividad.

El concierto contó con la participación de tres Ministerios musicales de la Arquidiócesis: Serverdi, de la parroquia María Madre de la Iglesia; Boanerges, de la Parroquia María Reina de la Paz y Kefas, de la Divina Providencia. Estos  servidores  unieron la música con la predicación, llevando a los asistentes a vivir un momento de encuentro con Dios en medio del gozo y la alegría de la alabanza, y del fervor y la intimidad de la oración, suplicando a Dios que ayude a los jóvenes a construir un proyecto de vida en el que el Evangelio sea el centro de todo.

Aprovechando la “Fiebre mundialista” que se vive por estos días, la Pastoral Vocacional arquidiocesana quiso realizar este evento que “fue una gran bendición y una oportunidad de la Iglesia para mostrar por fuera que Cristo está vivo”, según lo expresó Martha Castaño, asistente al evento. Así mismo “el concierto llevó a que muchos jóvenes pudieran poner a los pies de Jesús sus vidas para que Él les indique cuál es el camino que deben seguir”, manifestó Nancy Bornachera.

Con este multitudinario encuentro, en la noche del viernes 9 de mayo,  se pudo celebrar la Semana Vocacional, la cual concluyó con la fiesta del Buen Pastor el domingo 11 de mayo, en el que la Iglesia realiza la Jornada mundial de oración por las vocaciones.

Por Octavio Gabriel Martínez Garizábal, estudiante de comunicación social

@OctavioGabrielM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.