Una bendición especial

El Papa Francisco bendijo ayer al mundo de forma extraordinaria: «Desde esta columnata que abraza a Roma y al mundo, descienda sobre ustedes, como un abrazo consolador, la bendición de Dios. Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: "No tengan miedo" (Mt 28,5). Y nosotros, junto con Pedro, “descargamos en ti todo nue...
Read More