SOLIDARIDAD EN LA PANDEMIA Y EN LA EMERGENCIA INVERNAL

Cartagena, noviembre 14 de 2020

Apreciados Hermanos y Hermanas:

Reciban mi cordial y fraternal saludo y mis votos porque el Señor Jesús bendiga sus vidas y les regale mucho ánimo para dar Esperanza a nuestra gente, de manera especial en estos momentos en que a la gran tragedia de la Pandemia que no termina y que tantas situaciones difíciles ha traído a todos, se suma y se acrecienta con la Emergencia Invernal que azota de forma inmisericorde la ciudad de Cartagena y muchos pueblos del departamento de Bolívar.

Para dar respuestas seguras, la Arquidiócesis de Cartagena ofrece la Red con la cual hemos venido funcionando durante la Pandemia y con la cual hemos podido llegar a más de 100.000 familias, a partir del Banco Arquidiocesano de Alimentos.

Para concretar esta invitación les comparto los siguientes pasos:

1. Mi primera invitación a todos, sacerdotes y laicos es a que mantengamos nuestra presencia en las diversas situaciones por las que pasa nuestra gente. Para esto es muy importante que recojamos información concreta sobre los damnificados y sus necesidades en cada Parroquia y en todos sus barrios. Necesitamos información fidedigna.

2. La Arquidiócesis de Cartagena, con base en la experiencia de Solidaridad durante la Pandemia, ofrece para todos los que quieran utilizar la Red con la cual funcionamos:

• Tenemos 106 Parroquias, en la ciudad de Cartagena y 18 municipios de la Región aledaña a la ciudad. En cada Parroquia hay un Equipo Coordinador, a cuya cabeza está el Párroco, para responder a las necesidades sociales de los diversos barrios que forman una Parroquia.

• Las 106 Parroquias están organizadas en 12 Zonas Pastorales. En cada Parroquia hay un Equipo Coordinador, a cuya cabeza está el Vicario de la Zona Pastoral, para responder a las necesidades sociales de los diversos Parroquias que forman una Zona Pastoral.

• Las 12 Zonas Pastorales están coordinadas a nivel de la Arquidiócesis por un Equipo Coordinador del servicio del Banco Arquidiocesano de Alimentos.

3. Los destinatarios de este Servicio:
• Los pobres, los damnificados. Los que coordinan este servicio en todas las Parroquias y Zonas son conocidos por la población y son garantes de las necesidades de las familias.
• Se respetan plenamente las creencias religiosas de las personas y sus afinidades políticas. No se conceden ayudas a quienes forman parte de las familias de los coordinadores y de los voluntarios.

4. Voluntariado. Se funciona con personal voluntario de las mismas Parroquias y Zonas. Los voluntarios deben firmar un convenio con la Arquidiócesis.

5. ¿Quiénes van a coordinar la información y las ayudas?
La Arquidiócesis ha pedido a tres personas para que coordinen este Programa: padre Javier Rosanía, Vicario de Pastoral de la Arquidiócesis, Juan Sebastián Rodríguez, ecónomo de la Arquidiócesis, y el Doctor Nicolás Pareja, director del periódico el Universal. Ellos están comunicados con la Oficina de Gestión de Riesgos del Distrito de Cartagena y del Departamento de Bolívar.

6. Colecta de Recursos

Para apoyar la ayuda a los damnificados será coordinada por el Banco Arquidiocesano de Alimentos. Se puede hacer de dos formas:

• Colecta a través de la cuenta bancaria del Banco de Alimentos:
Cuenta Corriente de Bancolombia Número 08500014808
A nombre de la Arquidiócesis de Cartagena
Nit 890.480.104-5

• Alimentos no Perecederos y enseres para los damnificados se realizará en los siguientes punto:

  • Bodega del Banco Arquidiocesano de Alimentos en el complejo de Bodegas de Ternera.
  • Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Bocagrande.
  • Casa de Oración María de Nazareth de la Renovación Carismática Católica de Cartagena, en el barrio de la Providencia, frente a la clínica Madre Bernarda.

Apreciados Hermanos y Hermanas, el momento es para hacernos solidarios. Pongamos este Programa de Solidaridad en las manos de Dios nuestro Padre. Oremos por todos los sufren, por todos los que solidarizan con los pobres y por todos los que aportan su servicio a los necesitados. La Pandemia continúa y son muy graves los problemas que ha dejado a todos, en especial a los pobres. La Emergencia Invernal arrecia y no podemos dimensionar todavía los problemas que nos deja. Motivemos la solidaridad La Jornada Mundial de los Pobres es una buena oportunidad. Que todos aportemos nuestro granito de arena en solidaridad y en motivación a los demás.

Cordial y fraternal saludo.

+ Jorge Enrique Jiménez Carvajal
Arzobispo de Cartagena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.