Carta del Papa Francisco al Presidente de Colombia

«La protección del medio ambiente y el respeto a la “biodiversidad” del planeta son temas que nos conciernen a todos. No podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo. Las heridas provocadas a nuestra madre tierra son heridas que sangran también en nosotros. El cuidado de los ecosistemas necesita una mirada de futuro, que no se quede sólo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil; una mirada que esté cargada de vida y que busque la preservación en beneficio de todos».

Estas líneas están sacadas de la carta que el Papa Francisco escribió al presidente de Colombia, Iván Duque, fechada ayer, 5 de junio. El motivo de la misiva era la Jornada Mundial del Medio Ambiente, que debía celebrarse ayer de manera presencial en Bogotá, pero que por causa de la pandemia ha tenido que ser de forma virtual.

A continuación puedes leer la carta completa:

carta-papa-francisco-a-presidente-colombia-duque

¿Crisis o oportunidad?

Ayer también se publicó un videomensaje del Papa a la Fundación Scholas Ocurrentes. En el vídeo, el Papa habla de con qué espíritu se deben afrontar las crisis.

Abraham: el hombre de la Palabra

En su quinta catequesis sobre la oración, el miércoles pasado, el Papa Francisco se basó en la figura de Abraham. Lo describió como «el hombre de la Palabra».

«Abraham es el hombre de la Palabra. Cuando Dios habla, el hombre se convierte en el receptor de esa Palabra y su vida en el lugar donde pide encarnarse. Esta es una gran novedad en el camino religioso del hombre: la vida del creyente comienza a concebirse como una vocación, es decir, como llamada, como un lugar donde se cumple una promesa; y él se mueve en el mundo no tanto bajo el peso de un enigma, sino con la fuerza de esa promesa, que un día se cumplirá».

Francisco insistió en la necesidad de rezar con fe, hasta tal punto que no se tenga miedo de discutir con Dios.

«¡No tengamos miedo de discutir con Dios! Voy a decir algo que parecerá una herejía. Tantas veces he escuchado gente que me dice: “Sabe, me ha pasado esto y me he enfadado con Dios”.— “¿Tú has tenido el valor de enfadarte con Dios?”— “Sí, me he enfadado”.— “Pero esa es una forma de oración”. Porque solamente un hijo es capaz de enfadarse con su papá y luego reencontrarlo. Aprendamos de Abraham a rezar con fe, a dialogar, a discutir, pero siempre dispuestos a aceptar la palabra de Dios y a ponerla en práctica.Con Dios aprendamos a hablar como un hijo con su papá: escucharlo, responder, discutir. Pero transparente, como un hijo con su papá. Así nos enseña a rezar Abraham».

La revolución de la ternura

En su intención de oración de junio, el Papa Francisco nos pide rezar por las personas que sufren. Afirma que podemos ayudarlas acompañándolas por un camino lleno de compasión que transforma la vida de las personas y los acerca al Corazón de Cristo que nos acoge a todos en la revolución de la ternura.

Mensaje a las vírgenes

Esta semana, se hizo público también un mensaje del Santo Padre a las mujeres que han consagrado su virginidad a Dios, con ocasión del cincuenta aniversario de la promulgación del rito de consagración de vírgenes.

«Cincuenta años después del Rito renovado, quisiera deciros: ¡no apaguéis la profecía de vuestra vocación! Estáis llamadas, no por mérito vuestro, sino por la misericordia de Dios, a hacer resplandecer en vuestra existencia el rostro de la Iglesia, Esposa de Cristo, que es virgen porque, a pesar de estar compuesta por pecadores, custodia íntegra la fe, concibe y hace crecer una humanidad nueva».

Asimismo, el lunes pasado, se hizo público un Motu Proprio del Papa sobre la transparencia, el control y la competencia en los procedimientos de adjudicación de los contratos públicos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.