Susan Sarandon

Es una alegría saber que Susan Sarandon está en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias. No quiero referirme a la admiración que me inspira como actriz. Quiero reflexionar y compartir lo útil que ha sido su papel como actriz protagónica de la película Dead Man Walking (Morir Viviendo), para construir la reconciliación y la paz en el Caribe colombiano.

El año pasado, la Iglesia Católica del Caribe, con sus Pastorales Sociales y los Programas de Desarrollo y Paz nos preguntamos cuál habría de ser nuestro aporte específico a la reconciliación y la paz. Los señores obispos nos pidieron poner a conversar la sociedad civil de nuestros territorios desde una propuesta pedagógica, abierta y participativa que nos permitiera recoger los mejores insumos para orientar nuestro trabajo.

La estrategia no pudo ser otra que desarrollar 14 cine foros por todo el Caribe con esta película. Estuvimos en Apartadó, Montería, Montelíbano, Sincelejo, Magangué, El Banco (en Cartagena y Barranquilla se hicieron dos grandes encuentros en cada ciudad), Santa Marta, Valledupar, Riohacha, y San Andrés y Providencia.

Fue un trabajo tan intenso como profundo. El primer paso fue ver la película en un silencio activo, que permitió el acercamiento de víctimas y victimarios, ansiosos de verdad, perdón y reconciliación. A cada participante se le entregó la hoja guía para el debate. Nos detuvimos, por 8 horas seguidas, en cuatro aspectos con sus respectivas preguntas:

Los Actores: ¿Quién es la víctima y quién es el ofensor? ¿Cuál es el estereotipo de la víctima y del ofensor? ¿Hay alguna variación en la película? ¿Quiénes son los afectados con el conflicto? ¿Cuáles son las necesidades de las personas afectadas por el crimen?

El Crimen: ¿Cómo se define el crimen en la película? ¿Cómo afectó el crimen a la víctima y al ofensor? ¿Cómo afectó el crimen a las diferentes familias? ¿Cuál es la actitud del ofensor frente al crimen y cómo evoluciona en la película?

El Sistema: ¿Cómo es la visión del sistema de justicia presentado en la película? ¿Cómo trata el sistema al ofensor y a la víctima? ¿Hay participación de la víctima y el ofensor en el proceso? Si/ No. ¿Cómo?

El Castigo: ¿Cuál es la noción de castigo predominante en la película? ¿El castigo impuesto a Poncelet satisfizo las necesidades de las familias de las víctimas? Realmente, ¿cuál es la finalidad del castigo?

Qué bueno que Colombia pueda ver esta película, e inspirada en el testimonio de la “Hermana Helen Prejean” pudiera comprender dos grandes lecciones del ejercicio: la necesidad de pasar de una justicia retributiva a una justicia restaurativa y que tal vez los criminales, encarcelados, no son tan criminales como los juzgaron…como tampoco nosotros somos tan honrados como suponemos. Gracias Susan y…no pierdas las llaves.

Padre Rafael Castillo.


Trailer de la Película

One thought on “Susan Sarandon

  1. Sayonara Galindo Sierra dice:

    Hasta hoy veo el artículo del padre Rafael y de verdad que la película es un facilitador para ver la otra cara de la moneda.
    Indiscutiblemente los verdaderos Cristianos deberíamos estar en contra de la muerte como argumento de justicia frente al que ha incurrido en delitos criminales de cualquier índole.
    He visto la película y sin lugar a dudas muy conmovedora nos lleva a plantearnos el interrogante de si estamos haciendo las cosas bien?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *