Rostros

—La Iglesia existe para evangelizar. Esa es su misión. Y Jesucristo la quiso Una, como “Tú Padre estás en mí y yo en ti” (Jn 17, 21). Sin embargo, ella se expresa a través de diversos rostros.
—Al hablar de los diversos rostros de la única Iglesia estamos hablando de aquellos rasgos que identifican claramente a la comu­nidad querida y fundada por Jesús. Cada uno de estos rostros son el reflejo de lo que es Jesús como verdadero Dios y como verdadero hombre, por eso hemos de partir de la fuente de donde brota esta semejanza entre la comunidad de discípulos y su Maestro: el encuentro con Jesucristo Pascual.
En nuestra Iglesia arquidiocesana se han identificado siete rostros y en cada uno de ellos están las distintas pastorales y las actividades que se realizan a nivel arquidiocesano. En el logo de la Arquidiócesis de Cartagena encontramos estos rostros:

Discípulo

Comunión

Ministerial

Misionero

Solidario

Pluricultural

Mariano