Comunicado de la Conferencia Episcopal de Colombia sobre la Eutanasia.

COMUNICADO

El pasado 9 de marzo, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Resolución N° 825 de 2018, que “reglamenta el procedimiento para hacer efectivo el derecho a morir con dignidad de los niños, niñas y adolescentes”.  Por tal motivo, los Obispos católicos de Colombia:

  1. Rechazamos y lamentamos que el Gobierno haya hecho caso omiso a las múltiples y clamorosas manifestaciones del pueblo colombiano, de asociaciones médicas, de universidades y otras instituciones educativas, de grupos de familias y de organizaciones sociales en contra de la eutanasia y en defensa del derecho a la vida.
  2. Renovamos el compromiso permanente de la Iglesia en el anuncio del Evangelio de la vida. Recordamos que el respeto a la vida es una condición para lograr la paz.  Promover la eutanasia es sumarle más muertes a las muertes que ya hemos sufrido; no alcanzaremos la paz si continuamos atentando contra la vida.
  3. Respaldamos las actuaciones jurídicas que buscan impedir la aplicación de la mencionada Resolución y animamos a los profesionales del derecho a interponer acciones legales para proteger la vida de los más vulnerables, especialmente la de los niños. Así mismo, llamamos a las instituciones de salud a pronunciarse a favor de la vida y a ofrecer a los niños y adolescentes enfermos la atención y cuidados que ellos necesitan.
  4. Invitamos a quienes creen en el valor fundamental de la vida a emprender iniciativas para custodiarla en todas sus etapas y circunstancias. Apoyamos la “Marcha Nacional por la Vida”, que viene promoviendo una plataforma ciudadana para el próximo 5 de mayo, y los convocamos a participar en ella.
  5. Invitamos al pueblo católico a mantener como principio firme y no negociable que la vida es un don de Dios del cual sólo él puede disponer; a las familias, a comprometerse a fondo con su misión de ser cunas donde nace, crece y se defiende la vida; a los jóvenes, adolescentes y niños, para que no se “dejen robar la esperanza”, aun frente a todo aquello que relativiza el valor de la vida humana.

Oremos a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por intercesión de María Madre, para que cesen todos los atentados contra la vida humana y se encuentren los caminos para garantizar, especialmente a los más débiles y necesitados, este derecho fundamental e inviolable.

 

+ Óscar Urbina Ortega

Arzobispo de Villavicencio

Presidente de la Conferencia Episcopal

+ Ricardo Tobón Restrepo

Arzobispo de Medellín

Vicepresidente de la Conferencia Episcopal

+ Elkin Fernando Álvarez Botero

Obispo Auxiliar de Medellín

Secretario General de la Conferencia Episcopal

 

Bogotá, D.C., 20 de marzo de 2018

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *